Orden de alejamiento y su retirada

¿Qué es una orden de alejamiento?

Una orden de alejamiento es una pena privativa de libertad mediante la cual, a un agresor se le prohíbe residir o acudir al lugar donde hubiera cometido un delito o donde tuviera residencia la víctima. También, prohíbe aproximarse y comunicarse con la víctima de un delito.
Se encuentra tipificada en el artículo 48 del Código Penal, el cual establece lo siguiente:

“ 1. La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos impide al penado residir o acudir al lugar en que haya cometido el delito, o a aquel en que resida la víctima o su familia, si fueren distintos. En los casos en que exista declarada una discapacidad intelectual o una discapacidad que tenga su origen en un trastorno mental, se estudiará el caso concreto a fin de resolver teniendo presentes los bienes jurídicos a proteger y el interés superior de la persona con discapacidad que, en su caso, habrá de contar con los medios de acompañamiento y apoyo precisos para el cumplimiento de la medida.

2. La prohibición de aproximarse a la víctima, o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, impide al penado acercarse a ellos, en cualquier lugar donde se encuentren, así como acercarse a su domicilio, a sus lugares de trabajo y a cualquier otro que sea frecuentado por ellos, quedando en suspenso, respecto de los hijos, el régimen de visitas, comunicación y estancia que, en su caso, se hubiere reconocido en sentencia civil hasta el total cumplimiento de esta pena.

3. La prohibición de comunicarse con la víctima, o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, impide al penado establecer con ellas, por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual.

4. El juez o tribunal podrá acordar que el control de estas medidas se realice a través de aquellos medios electrónicos que lo permitan.”

 

Requisitos para imponer una orden de alejamiento

• La víctima tiene que aportar pruebas suficientes.

• El juez estimará si la persona afectada se encuentra en una situación suficientemente peligrosa como para imponer una orden de alejamiento al investigado.

• Solo el juez del caso tiene autoridad para imponer la orden de alejamiento. • La víctima tiene que haber denunciado el delito correspondiente.

• La policía debe aportar un informe de valoración del riesgo de la presunta víctima en el que se aprecie un riesgo medio o alto.

 

¿Cómo se decreta la orden de alejamiento?

Se pueden dar dos situaciones diferentes en las que se decretaría dicha orden. La primera es como medida cautelar. Este tipo de orden de alejamiento está vigente hasta que haya sentencia firme.
La segunda es en sentencia firme. En la sentencia firme puede imponerse la orden de alejamiento como pena accesoria de la condena.

 

¿Cómo se procede a la retirada de la orden de alejamiento?

Ya que es el juez el único que puede poner una orden de alejamiento, sólo él puede ordenar su retirada, siempre que se trate de una medida cautelar.
En el caso de que la orden de alejamiento se haya decretado en sentencia firme, no será posible su retirada, incluso si es voluntad de la víctima.

Lo habitual en el proceso para solicitar la retirada de la orden de alejamiento (sin sentencia firme) es presentar en el juzgado de instrucción un escrito firmado y ratificado por la víctima en el que se manifiesta su voluntad de retirar y explicar los motivos. Normalmente, los juzgados no tienen en consideración estas peticiones y por ello, se debe esperar a la celebración del juicio oral, en el que la víctima debe acogerse a su derecho a no declarar.

En Madrid a 14 de Abril de 2021

FDO.  ROBINSON GUERRERO CLAVIJO
Abogado