¿Cuándo procede la custodia monoparental?

La custodia monoparental puede ser establecida de mutuo acuerdo entre ambos progenitores en un convenio regulador. Si no existe acuerdo entre las partes, debe celebrarse un proceso judicial contencioso para que el juez decida. Cada parte alegará lo necesario para defender sus pretensiones.

Antes de acordar el régimen de guarda y custodia, el juez tendrá que recabar el informe del Ministerio Fiscal, y oír a los menores si ya tienen suficiente juicio.

Además, valorará las pruebas practicadas, las alegaciones de las partes, y las relaciones de los padres entre sí y con sus hijos. El juez habrá de decidir siempre atendiendo al bienestar y el interés superior del menor.

Es primordial para el establecimiento de la custodia monoparental, que al progenitor que se le atribuya tenga el tiempo suficiente para dedicarse a la crianza diaria de los menores.